Editor de Victoria’s Secret Revela los Secretos de las Fotos Impecables

0
370

Un editor de imágenes de Victoria’s Secret reveló algunos de los trucos que usan en las sesiones fotográficas y en las ediciones posteriores para que las modelos queden impecables.

Una de las primeras revelaciones del experto fue la irrealidad de los cuerpos que se ven en las campañas de publicidad: “Para empezar, los toques finales se hacen mucho antes de usar Photoshop, con la luz, el brillo y el color, ya que a veces puede ser difícil de conseguir los verdaderos colores de una determinada pieza de ropa. Los efectos comienzan en el estudio,” dijo en declaraciones a ‘Refinería 29’. “Lo primero que hacen es poner extensiones de cabello. Creo que nunca he visto un modelo con el pelo real y para las fotos de trajes de baño y ropa interior se ponen almohadillas en los senos”.

Te puede interesar: Perfume de ‘Victoria’s Secret’ Es Un Buen Repelente de Mosquitos

Esto sucede con varias marcas y explica que es porque esas partes no son anti-gravedad. Pero el retoque no termina allí. Una vez que se toma la fotografía, los pezones son eliminados, aumentan el tamaño de los senos, los hacen mas redondos y dejan todo completamente simétrico, comparte el experto.

También se hacen otras correcciones que normalmente pasan desapercibidos por la gente, como las sombras de las axilas. “Todos tenemos una sombra debajo del brazo cuando tomamos una foto. Cambiamos tanto el color de la piel de los modelos que algunas ni siquiera se molestan por la depilación.

Ph: Victoria's Secret
Ph: Victoria’s Secret

A menudo, los editores deben dar volumen a los cuerpos de los modelos debido a su delgadez. Entonces ¿por qué no contratan modelos con más volumen? La respuesta es clara: “Debido a que no se venden”. Según el experto en fotografía digital, la marca Victoria’s Secret ha probado diferentes tipos de modelos, pero el consumidor no ha mostrado ningún interés en cambiar. En conclusión, la publicidad promueve esta perfección irreal, pero la sociedad es parte de la culpa.

“Al final, todo es un negocio. Si se hacen retoques es porque estás tratando de vender algo y si se presenta algo diferente, a muchas personas no les gusta o no comprarían. A menos que uno sea completamente inmune a los estándares culturales de belleza, siempre será atraído por la uniformidad y desconcertado por la diferencia”, enfatiza el editor estadounidense.