El Vaticano prohíbe las hostias sin gluten

0
137
PH: YoNoSoyCocinero
El tema de los alimentos sin gluten esta en auge y ha llegado hasta las hostias, algo que al parecer no tiene feliz al Vaticano y emitieron una carta aclarando que la moda de comer “sin gluten” no puede llegar hasta la Eucaristía.
En la carta que fue enviada a los obispos de todo el planeta, se sugieren ciertas normas y hace énfasis en que las hostias sin nada de gluten son materia inválida. Las nuevas reglas son necesarias porque ahora existen hostias que se venden en supermercados y en internet.
“Las hostias sin nada de gluten son materia inválida para la Eucaristía. Son materia válida las hostias con la mínima cantidad de gluten necesaria para obtener la panificación sin añadir sustancias extrañas ni recurrir a procedimientos que desnaturalicen el pan”, señala en relación a las normas respecto a las personas que, por diversos y graves motivos, no pueden tomar pan preparado normalmente o vino normalmente fermentado.
Normalmente, este ‘pan eucarístico’ es fabricado de forma artesanal, muchas veces por los propios sacerdotes y monjas, aunque también existen panificadoras especializadas en su elaboración. La receta es muy sencilla: agua y una mezcla de harinas de diferentes variedades de trigo. Y precisamente una de ellas, es bastante rica en gluten, y es la que da su textura acorchada.
La masa previamente extendida se calienta entre dos planchas a 170 ºC, para que el agua se evapore. De este modo, se obtienen láminas de pan seco y crujiente que son apiladas y humedecidas con agua. Luego, con un corta-masas especial se cortan las hostias propiamente dichas, que se dejan airear durante 5 o 6 días, antes de ser empaquetadas.

El vino tampoco se escapó de ser regañado. El mismo documento aclara que debe ser natural, sin mezcla de sustancias extrañas: “Está totalmente prohibido utilizar vino de dudosa autenticidad o procedencia. El vino debe ser natural, del fruto de la uva, puro e incorrupto, no mezclado con otras sustancias”, dijo el cardenal Sarah, quien es miembro de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.
Bueno, así están las cosas con el pan y el vino de los sacerdotes…